Origen de Bitcoin: Comienzo de una nueva era

El mundo de las criptomonedas nació de la mano de la primera y más famosa de ellas: el Bitcoin. Desde su creación en 2009 han ido saliendo más y más a lo largo de los años hasta encontrarnos en el punto actualmente

No es una historia muy extensa, pero sin duda las palabras “Bitcoin”, “Blockchain” y “Satoshi Nakamoto” han entrado dentro de un vocabulario familiar y cambiado completamente la visión que tenemos de la moneda conocida hasta el momento. 

Se hizo tan famosa por las oscilaciones de precio a las que se veía sometidas y que llenaron titulares en la prensa, captando así la atención de los negociantes financieros. Además, dio pie a otras famosas monedas que conocemos hoy día como Ether, Ripple XRP, Litecoin… 

Pero todo esto se remonta hace mucho, mucho tiempo… En verdad no tanto, si nos ponemos exquisitos, podríamos decir que Bitcoin acaba de entrar en el instituto con sus 12 años en el mercado. 

Érase una vez la primera moneda descentralizada…
Allá en el año 2009, nació en algún lugar la moneda descentralizada Bitcoin, también conocida como BTC, que funcionaba con tecnología blockchain

Se mencionó por primera vez en un libro blanco publicado por alguien bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto. La criptomoneda prometía la posibilidad de realizar transacciones libres de impuestos, apoyado en firmas y monedas digitales en lugar de las monedas fiduciarias conocidas hasta el momento y difundidas por los gobiernos. Lo que quería decir, es que todas las transacciones realizadas quedarían registradas en una especie de “libro de registro” al cual puede acceder todo el mundo. Este hecho garantiza transparencia

Fue entonces cuando aparecieron los mineros, personas que ofrecen voluntariamente su poder de computación personal para mantener la criptomoneda en funcionamiento. Su remuneración por los servicios es en Bitcoin y tienen voz en los nuevos protocolos que se adaptan a la red blockchain. De esta manera trabajan como una especie de banco central que colectivamente vela por el interés de esta moneda digital

Las operaciones descentralizadas y blockchain de Bitcoin requiere la verificación de todos los nodos y el detalle de que todos los ordenadores estén repartidos alrededor del mundo y que sean manejados por diferentes personas, hace que sea muy difícil de hackear. Destacar que son muchos quienes piensan que es un sistema seguro y poco a poco fue llamando la atención del público continuamente desde su creación hasta la actualidad. 

En ocasiones Bitcoin ha saltado tenido saltos muy grandes porcentualmente hablando, como por ejemplo en 2017 cuando la criptomoneda dio un brinco del 740%  en cinco meses donde llegó a los USD 19,807, para luego caer en picado un 69% hasta USD 5,967. 

¿Cuáles son las diferencias con otras criptomonedas?
A pesar del origen de otras monedas digitales, Bitcoin siempre ha tratado de ser única en  varios aspectos

Si hablamos de los usos, desde 2009 se han ido desarrollando otras criptomonedas con el potencial de gestionar economías digitales. Bitcoin continuó siendo una moneda multiplataforma y se puede utilizar para hacer comprar en cualquier parte del mundo donde ésta sea aceptada. En 2020 de hecho, Bitcoin fue protagonista de los titulares cuando Paypal anunció que sería reconocida como forma de pago en su plataforma

Acerca del minado, la criptomoneda vive de todos aquellos que ofrecen sus ordenadores para mantener activo el libro de registro y verificado, pero como todo trabajo, los mineros reciben una cantidad predeterminada de BTC por número de transacciones aprobadas. Tras la creación de Bitcoin, surgieron más eventos de reducción a la mitad (Halving) y fueron incorporados en el protocolo cada vez que se procesan 210.000 bloques

Se llama evento de reducción a la mitad porque la cantidad de Bitcoins que se le adjudica a un minero se reduce a la mitad cuando superan los umbrales determinados. 

Podemos compararlo con Ripple XRP, que destruye monedas cada vez que se verifica una nueva transacción y permite a sus validadores recibir el pago de la forma que ellos prefieran. 

Por otro lado tenemos la verificación, que como hemos mencionado anteriormente necesita que todos los nodos activos den luz verde a la misma transacción y compartan su libro de registro con el resto de usuarios de la red. En este caso, podríamos decir que Bitcoin tiene una desventaja frente a otras criptomonedas, ya que el tiempo medio de verificación de BTC ronda los 10 minutos, mientras que Ethereum tarda aproximadamente 13 segundos y Ripple XRP tarda 4 segundos para verificar las transacciones

Finalmente, la disponibilidad de Bitcoin es de 21 millones de monedas que pueden ser minadas. Una vez se alcance esa cantidad, no se podrá crear más y los mineros cobrarán sus respectivas tarifas de transacción por el trabajo dedicado. Mientras tanto, Ethereum no tiene límite en cuanto a cantidad de monedas que pueden ser minadas y Ripple XRP creó mil millones de monedas en su iniciación, pero como hemos mencionado anteriormente, destruye una pequeña cantidad con cada transacción. 

A pesar de todo y todas las criptomonedas que tenemos actualmente en el mercado, Bitcoin sigue siendo la moneda digital favorita de los negociantes.

Comments are closed.