La minería de Bitcoin: ¿Nuevo aliado ecológico?

La criptomoneda por excelencia se vuelve más ecológica que nunca debido a que las empresas de minería de criptomonedas están comenzando a utilizar fuentes de energía renovables para favorecer sus operaciones

Desde hace un tiempo hay un cuento que está siendo contado alrededor del mundo de las criptomonedas y es que Bitcoin (BTC) consume demasiada energía. No obstante, hay un hecho relacionado con esta acusación y es que durante los últimos meses hay cada vez más mineros de la criptomoneda estrella que se han aliado con el medio ambiente y han comenzado a usar fuentes de energías impulsadas principalmente por aquellas que son renovables.

¿Cómo va a ser eso posible? Es imposible que la minería sea algo “eco”

Es un factor curioso, pero varios estudios arrojan una serie de datos sobre el tema de lo más prometedores. Un estudio publicado por la Universidad de Cambridge muestra que el 75% de las empresas mineras que operan actualmente utilizan fuentes renovables para alimentar sus operaciones cotidianas

La empresa de minería de criptomonedas con sede en Canadá, MintGreen, informó que habían llegado recientemente a un acuerdo con Lonsdale Energy Corporation para suministrar calor generado a partir de la mineía de Bitcoin a los residentes de North Vancouver a principios de 2022. 

Esto es, sin duda alguna, un avance ecológico con el cual se podrá reutilizar la energía. Además, uno de los portavoces de MintGreen dijo recientemente que las calderas digitales de la empresa serían capaces de recuperar hasta más del 96% de las electricidad que emplean sus actividades mineras de Bitcoin. El resultado de esto es que la empresa podrá evitar que 20.000 toneladas métricas de gases de efecto invernadero (por megavatio) entren en la atmósfera anualmente. Visto así, con los datos y cifras encima de la mesa, es escalofriante ver el consumo y daño que le hace el ser humano al planeta, es por ello que todas las medidas que las empresas tomen por mejorar su rendimiento a base de soluciones más ecológicas y factibles, serán bienvenidas. 

Además, la empresa canadiense afirma que la energía cosechada puede y será empleada para proporcionar calor a 100 edificios residenciales y comerciales en la ciudad canadiense mencionada anteriormente, cuyos datos recientes del censo es que su población está alrededor de los 155.000 habitantes. 

Eso nos lleva a preguntarnos si esto podría ser tan solo el principio de una ola de cambios dentro de la industria de la minería de criptomonedas.

¿Pueden tener un impacto positivo en el medio ambiente?

Energías renovables, calienta que es tu turno de salir al campo

El CEO de MintGreen, Colin Sullivan, ha afirmado que la asociación con Lonsdale busca ayudar a mitigar y abordar una serie de problemas relacionados con el cambio climático. Muchas personas han señalado con el dedo la actividad de minería de criptomonedas como las grandes culpables de la mayor parte del problema que envuelve al planeta, pero nada más lejos de la realidad; si todas las industrias aunaran fuerzas y buscaran remedios en la medida de lo posible para la realización de su actividad, otro gallo cantaría (pero eso es otro debate fuera del mundo de las criptomonedas). 

El CEO de CleanSpark, empresa de tecnología energéticas y minería Bitcoin, Zach Bradford, comentó al medio de noticias digitales del mundo de las criptomonedas, Cointelegraph, que la relación entre la generación de energía y minería de BTC continuará avanzando, además de ser cada vez más profunda. Esta expansión sucederá durante la próxima década, por no hablar también de la gran cantidad de criptoactivos energéticos inmovilizados en América del Norte

También pidieron su opinión acerca de la viabilidad a largo plazo de más propuestas como la de MintGreen y su respuesta fue que eso está en la mano de cada empresa y planteó dos escenarios:

  • En el primero, los mineros de Bitcoin se instalan donde ya existe una fuga de energía, es decir, que hay un exceso de la misma. La minería aprovecha esos electrones varados y los convierte en algo útil como es el Bitcoin actualmente.
  • En el segundo, los mineros de Bitcoin escalan a la cúspide de la generación total de energía en una zona concreta.

El último caso puede sonar a pérdida de energía para la actividad minera, pero según Bradford suele haber mucha más energía total disponible cuando se trata de la configuración de este tipo. Es por ello que, si la infraestructura local necesita ese aporte de extra de energía, bien para calentar o enfriar los hogares durante los periodos de máxima actividad, es posible que las redes aprovechen dicho exceso para satisfacer la demanda de sus usuarios

Espejito, espejito, ¿Qué tan verde es el futuro de Bitcoin?

Zach Brandford afirma que la minería de Bitcoin ha sido la primera inversión significativa en décadas diseñada para ayudar realmente a reforzar la infraestructura enérgica existente en el norte del continente americano. Opina que Bitcoin no sólo incrementa el consumo de energía en las zonas donde se extrae, sino que además mejora la capacidad de generacion de la misma en la región. 

Por este hecho, se puede ver la minería de Bitcoin como una iniciativa al desarrollo y generación de energía, por no hablar que la mayoría de los implicados salen ganando con esta evolución (no sólo los mineros).

Así pues el director de estrategia de Bit Digital -una empresa minera de Bitcoin que cotiza en el Nasdaq-, Samir Tabar, dice que los mineros de Bitcoin han sido criticados con dureza respecto al impacto de su actividad en el medio ambiente. No obstante, la realidad en la que nos encontramos actualmente es que estos mineros, y que a día de hoy continúan recibiendo críticas, se han convertido en un recurso vanguardista a la hora de hablar de innovación y creatividad en el aprovechamiento de las prácticas sostenibles

Aplaude el experimento de la empresa minera de Bitcoin en la ciudad de North Vancouver y lo cataloga como un ejemplo ilustrativo del ingenio mencionado anteriormente. 

El camino de las criptomonedas pintado de color sostenible

Recuperando los datos de un informe publicado a finales del año 2020, se estima que las operaciones de los edificios inmobiliarios y sus respectivas actividades asociadas relacionadas con la construcción representan el 38% de todas las emisiones de dióxido de carbono que tienen lugar en las zonas urbanas. Aunque pueda parecer una cifra insignificante, es una auténtica barbarie si nos paramos a pensar y reflexionar durante unos minutos. 

Dicho esto, el cuento donde la minería de criptomonedas representa al villano que se ha convertido rápidamente en el aliado perfecto del calentamiento global, podría empezar a resquebrajarse.

Otro estudio informa que la energía hidroeléctrica es la fuente de energía más común para los mineros de criptomonedas en la actualidad, con una sensacional cifra del 62% de todos los operadores de granjas mineras que hacen uso de este tipo de energía para facilitar sus operaciones rutinarias en lugar de fuentes agotables como el carbón (38%) y el gas natural (36%), seguido en un tercer lugar por la energía eólica y solar.

El hecho de que empresas como MintGreen modernicen todos sus equipos de minería en tiempo récord, más empresas y particulares buscan recurrir a varias operaciones de minería de criptomonedas para cubrir sus necesidades de energía y calefacción en un futuro no tan lejano. Además, la empresa minera ya se ha asociado con las instalaciones de Vancouver Island Sea Salt y la empresa de whisky Shelter Point Distillery para empezar a vender el exceso de energía térmica en 2022

A medida que el mundo industrial trata de acercarse a un futuro más verde, otra gran cantidad de normas alrededor de la neutralidad del carbono se están convirtiendo en una norma para la industria de la minería de criptomonedas. 

Pongámonos en contexto, los datos sugieren que la minería de oro agota mayor cantidad de recursos que Bitcoin. De la misma manera, se hace una estimación sobre los residuos de gas de combustión que afirma que pueden alimentar toda la red de BTC 6.2 veces, hecho que demuestra que los mineros de criptomonedas podrían ser parte de una solución cuando se pone encima de la mesa el término “energía desperdiciada”.

Para finalizar, y como hemos ido comentando anteriormente, existe una lista de empresas mineras que han adoptado estrategias favorables para el medio ambiente; empresas que son, climáticamente hablando, positivas para las emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 1, 2 y 3. La buena noticia, es que es una lista que continúa en crecimiento y a la que cada vez más empresas se están inscribiendo en ella en busca de un futuro más ecológico y eficaz al mismo tiempo.

Por lo tanto, ¿quién sería realmente el verdadero enemigo de la naturaleza? Las empresas mineras de criptomonedas están firmando su respuesta a esta pregunta.

Comments are closed.