Diferencias entre el intercambio centralizado y descentralizado

Hay tantos exchanges en el sector que no sabemos cuál elegir, siempre tratamos de encontrar la mejor opción para que nuestras criptodivisas sean lo más seguras posible, pero realmente no sabemos qué beneficios nos puede aportar un intercambio centralizado y descentralizado.

Es necesario estar registrado y tener una cuenta en un exchange, en la mayoría se puede registrar totalmente gratis, ya que se gana en las transacciones que los usuarios hacen diariamente cuando mueven la criptodivisa hacia una cartera u otro trade. Actualmente, se pueden encontrar dos tipos de intercambio: centralizado (CEX) y descentralizado (DEX).

Qué son los exchanges centralizados

Diferencias entre el exchange centralizado y descentralizado

Dentro de esta modalidad encontramos las bolsas que están en el top 10 de los mejores exchanges del sector, entre ellas Bittrex, Poloniex, Bitfinex y Binance, estas son los más conocidos pero hay muchos más. Cuando se dice que está centralizado significa que hay un intermediario, en este caso es la plataforma, que interviene en la transacción de criptodivisa que se va a realizar entre dos personas.

Estos exchanges fueron creciendo a medida que lo hacían las criptodivisas, cabe señalar que cumplen casi las mismas funciones que cualquier institución financiera, como lo es almacenar y salvaguardar sus activos, pero está mucho más adaptado al mercado de la criptografía.

Una de las grandes desventajas de los exchanges centralizados es que los usuarios no son propietarios de todas las criptodivisas que intercambian, ya que no poseen las claves privadas de los fondos y todos los datos de las transacciones se almacenan en un servidor centralizado.

Un ejemplo fue el caso del intercambio de Mt.Gox que manejó el 70% de las transacciones de bitcoin, aquí miles de personas perdieron su dinero ya que 850.000 bitcoin desaparecieron en 2014 (200.000 de estos bitcoins fueron encontrados en 2017).

Este tipo de riesgos son los que corren los exchanges centralizadas para tener un servidor centralizado y que los usuarios no puedan tener control de sus propias criptodivisas.

Qué son los exchanges descentralizados

La gran diferencia es que este tipo de exchanges no son manejados por ningún intermediario, su servidor es operado por un software que funciona con tecnología de cadena de bloques. No hay intermediarios ya que las transacciones se realizan entre pares (p2p).

Un ejemplo de exchange de esta categoría son: OpenLedger, Ox, ShapeShift, EtherDelta, Waves, Changelly, Bitsqueare, entre muchos otros, en este tipo de intercambios los usuarios pueden realizar sus negociaciones directamente entre ellos.

Hay algunos exchanges que también ofrecen la opción de una cartera, como es el caso de Waves, pero los clientes siempre pueden controlar sus contraseñas y todo su dinero. Incluso pueden utilizar sus carteras privadas para hacer transferencias de fondos.

Una ventaja es que no existen entidades y reglamentos gubernamentales en esta categoría, es decir, que tienen un nivel muy alto de anonimato al realizar las transacciones.

Muchos organismos reguladores critican enérgicamente este tipo de intercambio, ya que se utilizan para el blanqueo de dinero, al no pedir ninguna información personal para su registro, algunos intercambios descentralizados como Bitsquare ni siquiera necesitan registrarse para empezar a utilizarlo.

El DEX tampoco se libra de los ataques cibernéticos, ya que su servidor está totalmente expuesto en Internet. Un ejemplo es EtherDelta, que en diciembre del año pasado expuso algunos datos de los usuarios, aunque la red Ethereum lo resolvió muy rápidamente.

Este tipo de intercambios se limitan a transacciones con monedas fiduciarias, pero tienen muchas opciones de tokens para tradear, muchas de ellas son ICO, lo que supone una gran diferencia con el CEX, ya que les resulta difícil incluir una nueva criptodivisa en su intercambio, ya que tienen muchas restricciones.

Comments are closed.